Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

Livia Vergara expone “Un homenaje a la mujer canoera del mar interior”

lunes, 31 de mayo @ 09:00 - 11:00

expos junio livia
Inspirada en la mujer y en las culturas canoeras, Livia instala siete obras, siete dalcas construidas de distintos materiales que se fusionan y que levitan hacia el mundo espiritual de los ancentros. La exposición se mantendrá abierta al público, desde este lunes 31 de mayo, en la Sala Pinacoteca de la Casa del Arte Diego Rivera.

El proyecto ganador de un Fondart regional 2020, en la Línea de Creación Artística del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, cuenta con obras del artista visual invitado Guillermo Grez Aburto, el apoyo en  investigación y elaboración de catálogo de Carla Loayza,  el registro fotográfico de Carlo Montalbetti de la Maza y la edición de fotografía y diseño de catálogo de Andrés Muñoz.

Un inicio que coincidió con la pandemia, el encierro y la incertidumbre, es el que tuvo el proyecto “Un homenaje a la mujer canoera del mar interior” que tras muchos meses de espera, de pensar y reflexionar, inspiró en su autora trazos en blanco y negro que plasmaron estructuras libres de embarcaciones chonas. Se trata de un homenaje, en el que su autora quiere que las personas se conmuevan con su pasado y logren ver y percibir la ternura de las mujeres madres, de las mujeres clanes, de las mujeres buceadoras, de las mujeres pescadoras y recolectoras; quiere fijar en la memoria parte de la historia chona.

Por otra parte, y con el fin de contribuir a la exposición, Guillero Grez Aburto, destacado artista visual chilote de 68 años, es invitado a la obra. Él aporta piezas pintadas con látex al agua sobre tela, de distintas dimensiones, en las cuales plasma con profunda delicadeza la imagen de las mujeres canoeras; relevando sus rostros, su identidad y su dignidad como parte de la historia.

Inspiración

Inspirada en el lugar donde habita la autora; la instalación permite entrever tierras de mares abiertos e interiores, costas abruptas, playas arenosas, rocosa, caletas de pescadores y la  huella de distintos grupos de cazadores recolectores que se adaptaron a los recursos costeros, desde donde emerge  nuestra cultura chona -cuyo territorio se extendía desde el norte del Estuario Reloncaví y el canal de Chacao, hasta el Golfo de Penas en el sur.

Aquí es donde  aparece la dalca, embarcación de madera con costuras de fibras vegetales que les permitía trasladarse de manera rápida, fácil y eficiente, y que mediante la obra de Livia podemos homenajear.  Livia observa la dalca, la estudia y piensa no solo en la importancia que tuvo para el desarrollo de esta cultura y para la historia de la navegación del sur de Chile, sino que también se conecta con las familias que navegaban dentro de estas dalcas al calor del fuego instalado en el centro.  La autora expresa: “me maginé su mundo, lo que significa vivir en el sur, con este paisaje maravilloso regalado por la naturaleza, el viento, el mar, la lluvia constante. A las mujeres las imaginaba criando hijos, amamantando, buceando. Pensaba en ellas, en el lugar inhóspito que vivían, que fallecían jóvenes: Me conmovió su historia y decidí hacerles un homenaje”, explicó.

Sobre la autora

Livia tiene 62 años, nació en Santiago y lleó a nuestras tierras a los 19 años luego de casarse con un sureño. En los primeros tiempos, vivió en la ciudad de Llanquihue junto a su familia para luego radicarse en Puerto Montt. La inquietud de aprendizaje de oficios proviene de su herencia maternal, la cual ha marcado sus pasos creativos.

“Toda mi vida me hice la ropa, desde que tengo uno de razón, me crié entre máquinas de coser, ya que mi mamá siempre confeccionó todo tipo de vestuario, hubo tiempos buenos y malos… me crié jugando con telas”.

Desde su infancia, el contacto con las texturas y colores generó en ella una profunda creatividad que la llevó a diseñar una propuesta de vestuario audaz y nueva en el sur de Chile. Viviendo en Llanquihue, se atrevió a desarrollar su propia línea de vestuario, la cual difundió en pasarelas. Este saber autodidacta también es parte de hermosos proyectos que han vestido al territorio mediante propuestas innovadoras usadas por distintos elencos artísticos. Bailarines de la Cía. De Danza Tierra Húmeda han puesto en escena la fusión de sus creaciones, las cuales dan cuenta de distintas materias primas que dialogan con lenguajes corporales y musicales.

Livia Vergara se ha formado en su afán constante de experimentar y de estudiar lo que observa, toca y modifica. Desde que llegó al sur se conectó con la belleza de los canastos de junquillo. “Descubrí los canastos de junquillo, traía ropa y hacía trueque con las personas de Angelmó”. Ha sido guiada por artesanos de la comuna de Puerto Montt, quienes le han entregado el manejo de una tecnología ancestral que es sus manos adquiere nuevos lenguajes contemporáneos.

Todo su conocimiento, atesorado a través de los años sobre fibras de origen vegetal y animal, lo ha transmitido a muchas personas del territorio. Lleva más de treinta años enseñando y motivando las creación individual y colectiva a través de talleres prácticos. Esta labor educativa constante y arraigada al territorio la ha complementado con una perspectiva artística, que nos recuerda lo necesario que es mirar lo bello para transformarlo y comunicarlo.

Detalles

Fecha:
lunes, 31 de mayo
Hora:
09:00 - 11:00
Categoría del Evento: